Educación en los centros de reclusión para adultos

El Laboratorio de Economía de la Educación de la Javeriana analizó los datos del INPEC con corte de junio 2021 sobre la educación en los centros de reclusión para adultos. Encontró que la mitad de las personas privadas de la libertad alcanzan 5o como máximo grado y el 90% no tienen educación superior. Lo que indica que la probabilidad de participar en una acción delictiva aumenta cuando existe un menor nivel educativo.

LEE destacó que en algunos centros penitenciarios es posible que los reclusos tomen educación de diferentes grados con el objetivo de que reciban beneficios administrativos como la reducción de penas, así como disminuir las tasas de reincidencia. Al respecto, encontró que para octubre de 2020 solo el 16% de los reclusos accedían a este incentivo. Asimismo, calculó que 650 en abril del 2021 se sumaron alrededor de 22 mil reincidentes, que le cuestan al país aprox.mil millones de pesos al año. Con ese dinero se podría financiar por ejemplo: El costo promedio de 350 colegios oficiales (que equivale al costo de 253 mil estudiantes) o la “matrícula 0” de un semestre de estudiantes de IES oficiales de estratos 1, 2 y 3.

Por ello resaltamos que, con base en estudios internacionales, mejorar el acceso y la calidad de la educación para poblaciones carcelarias disminuye la reincidencia y los costos de futuros reclusos reincidentes. Pero aún más importante se debe resolver el problema desde antes, mejorando el acceso y la calidad de educación básica y media en las actuales instituciones educativas para la prevención de incurrir en actividades delictivas en el futuro.

 

Si desea consultar el informe completo haga click ACÁ ó consulte el informe N. 37 de la sección Publicaciones y documentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *