¿Los estudiantes de pregrado en Colombia adquieren las competencias que exige su profesión?

Según resultados de 11 pregrados en las pruebas específicas del SaberPro, en general, la mitad de los estudiantes se ubican en los dos niveles de desempeño más bajos (entre 4 posibles), a nivel nacional.

  • Los resultados más preocupantes se encuentran en Administración; Psicología; Ingeniería Ambiental, sanitaria y afines; Economía e Ingeniería de sistemas, telemática y afines. En éstos, al menos 7 de cada 10 estudiantes en todo el país se ubicaron en los dos niveles de desempeño más bajos en todos los módulos analizados.
  • En Medicina se observan los resultados más favorables, tanto en las competencias genéricas, como en las específicas.
  • Resultados de pruebas específicas en SaberPro muestra un panorama preocupante para la educación superior del país.
  • Las universidades no acreditadas (mayoría en Colombia) presentan en promedio desempeños significativamente más bajos comparadas con las acreditadas.Bogotá, agosto 9 de 2021. El Laboratorio de Economía de la Educación – LEE de la Universidad Javeriana analizó la información de las pruebas Saber Pro aplicadas en el 2019 para analizar el desempeño de los estudiantes de los programas de pregrado más estudiados en el país: Administración; Educación; Derecho y afines; Contaduría pública; Psicología; Ingeniería industrial y afines; Ingeniería de sistemas, telemática y afines; Ingeniería civil y afines; Medicina; Ingeniería Ambiental, sanitaria y afines; y Economía.La prueba Saber Pro es la prueba de Estado que presentan los estudiantes de pregrado de todas las Instituciones de Educación Superior (IES) del país antes de graduarse, y es aplicada por el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (Icfes). El examen evalúa tanto competencias específicas (propias de la carrera) como generales (transversales a todas las profesiones).

    El análisis del LEE se concentra en los puntajes de 189.867 estudiantes del país de los 11 pregrados mencionados previamente, de IES acreditadas y no acreditadas que presentaron el SaberPro en el 2019. Cabe mencionar que esos 189.867 estudiantes representan el 73% del total de estudiantes que presentaron el examen en ese año.

    Además, el informe se enfoca en los resultados de las competencias específicas evaluadas, puesto que son las que deben haber adquirido los estudiantes en su paso por las IES y que son esenciales para su buen desempeño a nivel profesional. Por ejemplo, los estudiantes de Administración de Empresas realizan una prueba relacionada con su carrera, mientras que los de Medicina realizan una prueba de conocimientos básicos de medicina, y así con el resto de programas. A partir de dichos puntajes el ICFES hace una división por niveles de desempeño, entre el nivel 1 y el 4, siendo así el nivel 1, el más bajo, y el nivel 4, el más alto.

El documento destaca que en general, para los 11 pregrados, y los diferentes módulos de competencias específicas que fueron analizados, la mitad de los estudiantes (o más) se ubican en los dos niveles de desempeño más bajos (nivel 1 y 2). También se destaca que las universidades no acreditadas (mayoría en Colombia) presentan en promedio desempeños significativamente más bajos comparadas con las acreditadas.

En términos de los programas, los resultados más preocupantes se encuentran en Administración; Psicología; Ingeniería Ambiental, sanitaria y afines; Ingeniería de sistemas, telemática y afines; y Economía. En estos núcleos, al menos 7 de cada 10 estudiantes se ubicaron en los dos niveles de desempeño más bajos en todos los módulos de competencias específicas analizados.

En el caso de Educación; Derecho y afines; y Contaduría Pública; de cada 10 estudiantes, entre 5 y 6 se ubican en los niveles de desempeño más bajos en todos los módulos analizados.

El informe indica que los bajos resultados de los estudiantes pueden derivarse de un bajo nivel de aprendizaje o motivación para presentar el examen.

También, el LEE resalta el aumento significativo de la oferta de educación superior en el país, pero de baja calidad, ya que, entre el 2000 y el 2019, hubo un aumento de 44.66% en el número de IES principales en el país. Sin embargo, el número de IES con acreditación de alta calidad es de apenas 90.

“Es esencial revisar el estado de la educación superior, las metodologías de enseñanza, la pertinencia de lo que se enseña, y los contenidos de los programas, para poder responder a los retos que demandan las sociedades, y el mercado laboral”, afirma, Luz Karime Abadía, Codirectora de LEE.

Asimismo, “en la coyuntura actual de la pandemia, es necesario poner especial atención a los aprendizajes de los estudiantes de educación superior bajo la modalidad de enseñanza remota, especialmente a aquellos de condiciones socioeconómicas desfavorables que pudieron verse especialmente perjudicados en la adquisición de las competencias requeridas para su futuro profesional” añade, Gloria Bernal, Codirectora de LEE.

El informe reflexiona y concluye que graduar profesionales que no están adquiriendo las competencias disciplinares necesarias para afrontar los desafíos de las sociedades y el mercado laboral, puede afectar negativamente la productividad y competitividad del país. Pero, además reduce las posibilidades de los profesionales de conseguir trabajos formales y en las áreas u ocupaciones esperadas al nivel de formación que tienen, genera bajo desempeño laboral, frustraciones y retornos bajos o negativos de la educación superior.

Si desea consultar el informe completo haga click ACÁ consulte el informe N. 39 de la sección Publicaciones y Documentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *